10 DE AGOSTO: MARCHA GRANDE POR EL TRABAJO

La Marcha por el Trabajo había comenzado el 26 de julio de 2000, día del aniver-
sario de la muerte de Eva Perón, desde Rosario, una de las ciudades más castigadas por la desocupación, que llegaba al 15,4 % de trabajadorxs desempleadxs.

Realizó escalas en Villa Constitución y San Nicolás, centros fabriles que habían sido convertidos en capitales de agencias de remises tras los continuos ajustes de las acerías Somisa y Acíndar.

La Marcha tuvo como objetivo impulsar la recolección de firmas que avalaran la iniciativa popular por la creación de un Seguro de Empleo y Formación.
Lxs 319 caminantes de la CTA que recorrieron más de 300 km a pie durante 15 días, recolectaron más de 400.000 firmas apoyando la propuesta que consistió en: 380 pesos para Jefas y Jefes de familias desocupadxs y un salario familiar de 60 pesos por cada hijx, para todos los trabajadorxs.
La militancia y el compromiso de todos los Movimientos Sociales, Docentes, Trabajadorxs del Estado permitieron que culminara en un acto de características masivas frente al Congreso de la Nación.

Este acto se realizó el 10 de agosto del 2000 con una gran movilización que tuvo su momento culminante frente al Congreso, ante miles de personas.
La gente comenzó a gritar: "¡Luche CTA, luche CTA!" y desde la columna de caminantes que ingresaba les respondieron: "¡Pan, trabajo, ajuste al carajo!". Al finalizar el acto en la Plaza Congreso se presentó un proyecto de resolución ante la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara Baja.

Fuente: Secretaría de Formación Político Sindical, Libro: "Clase Trabajadora, nuestra historia".